Quiero contar esta noche, la historia más bonita del mundo. Ya deberían cantar los gallos, como en los caseríos de la selva, pero aquí en Lima no hay gallos; únicamente pollos con papas fritas, y no para todos. En esta ciudad, sucia y gris, sólo...

Es ésta, una historia  que he comenzado a escribir  en tres ocasiones y que ahora espero concluir y eso porque “a la tercera va la vencida” y porque el director de Icono me ha amenazado con no dejarme llegar a viejo si no le escribo...

Agonizaba la mañana del último día de mi estancia en Perú. Tomaba, yo, fotos, como si fuera un turista japonés, de todo lo que se me ponía por delante: guardería, biblioteca, comedor… Y ahí no más, me asalta, Giovanna, la responsable del Centro Social, Perpetuo...